En el marco de las celebraciones por los cien años de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República, la Escuela Universitaria Centro de Diseño (EUCD) realizó su desfile de egreso en la sede de dicha institución, aportando un entorno distinto a la presentación de las colecciones de la generación 2011. La inspiración de los trabajos parte de la propuesta “Sonido y Diseño Textil“, y los diseños exploraron diferentes conceptos, acciones y fuentes de sonido.

Fotografía: Bruno Canneva / Francisco Pittamiglio  

Lúdika – Paola Maldonado

Ludika

La pasarela abrió con la colección infantil que si bien está pensada para jugar al aire libre y el vestir cotidiano, tiene detalles creativos como los relieves y teñidos. Porque desde niño también se juega con la indumentaria para buscar la identidad propia. Surge desde la añoranza por los “sonidos propios de la bolita, la payana, la rayuela, el ring raje“, juegos infantiles muy populares en las calles y plazas de Montevideo antes de la era digital. Lúdika combina diferentes técnicas y trabajo artesanal con fibras naturales en colores brillantes, para dar como resultado texturas divertidas y originales “que logran reflejar la interacción y la alegría de los niños al jugar.”
Lambda – María Eugenia Valdez 

Lambda

En tejido de punto con colores vibrantes, el aspecto más destacado es el trabajo elaborado en color y texturas. Lambda está basada en el proceso para visualizar el sonido, y en las diferentes formas de onda, y juegos de colores que se proyectan en los dispositivos.

Soundnotic – Macarena Pacheco Brugger 

SoundnoticLos sonidos del universo, sus ondas, cadencias y visiones” son la base conceptual de Soundnotic, que trabaja de manera muy cuidada diferentes técnicas de tratamiento, corte, y calados de cuero ovino, su material protagonista, que se combina con microtul y jersey de seda. La elección de técnicas mixtas y artesanales, dan lugar a “teñidos únicos e irrepetibles que simbolizan la individualidad que todos buscamos.

Asumo – Nicole Bureu 

Asumo

Nacida del ambiente sonoro del supermercado, toma el código de barras como símbolo y distorsiona sus líneas en los estampados para expresar su crítica al consumismo y buscar una reacción. Es una colección con prendas ajustadas al cuerpo, con detalles que aportan volumen, como el peplum y los frunces, que también se vale de destaques en colores fuertes para lograr también una disrupción cromática de las barras.

Mandálica – Florencia Ochiuzzi 

Mandalica

Conocimos a Florencia en la edición 2015 de Efecto Cinco, donde apreciamos su estilo deportivo, y su preferencia por las estampas geométricas, los colores sólidos y la estética futurista. Mandálica nace de “los sonidos que despiertan emociones opuestas y complementarias a la vez generando equilibrio y armonía en el ser.” La diseñadora no sólo trabaja indumentaria sino también accesorios, en este caso bolsos, logrando colecciones muy completas. La paleta es blanco y negro, con el amarillo como destaque, representando la luz que ve al futuro a través de los entramados.

Ruma – Yaninia Fett 

Ruma

Colección de trajes de baño que toma como referencia la música del festival indio Holi, se inspira en “los colores, las texturas, las formas, los aromas, la alegría y la llegada del calor.” Las siluetas de los trajes de baño son simples, destacando los detalles en transparencias, brillos y estampas en colores vivos.

Manar – Laura Arriera 

Manar

De aires románticos e hiperfemenina, Manar está inspirada “en el mar, en sus cantos y melodías”. Los vestidos son largos y vaporosos. Marcan la silueta en el corset y tienen faldas amplias con volumen y piezas que caen delicadamente sobre los hombros. Todo ello sumado a textura de la gasa y la atención al detalle en el trabajo con drapeado, representa fielmente el movimiento del mar, desde que nace la ola hasta que rompe en la orilla. Los estampados a mano consiguen emular no sólo los colores sino el fluir dinámico del mar.

Danzante – Valentina Bonavita 

Danzante

Del trabajo del fotógrafo suizo Fabian Oefnersurge un mundo fascinante de formas y colores, que se plasman en la volatilidad de la gasa, la liviandad del género en combinación con los colores vibrantes nos da como resultado.” Las prendas ganan su dinamismo y movimiento mediante combinación de colores sólidos con estampas cargadas, o de diferentes volúmenes en faldas, palazzos y blusas. Los cortes asimétricos y las capas múltiples crean un juego de “formas, colores y texturas diferentes de lo convencional, donde los sentidos auditivos y visuales se unen en una sola colección y experiencia.”

Santa María – Bruna Valenti

Santa Maria

Está pensada para “mujeres jóvenes, audaces, extrovertidas, curiosas y osadas.” Tiene una estética Nu Disco, con detalles audaces y colores vibrantes, acompañadas con sacos transparentes para lluvia, haciendo más interesante el juego de diferentes telas y estampados. Santa María tiene sus raíces en la tecnología, y busca afianzar su identidad latinoamericana en el lenguaje mundial de la vestimenta.

1530 Chimpancés – María Mallet 

1530 Chimpances
Una canción de María Elena Walsh da el nombre a esta colección basada en el universo de la poesía para niños: “una obra que es capaz de conjugar en formas musicales lo popular, el sinsentido y el disparate, y que desde el título mismo nos insinúa una forma alternativa de interpretar la realidad.” Es una colección urbana, canchera y descontracturada. Lo disparatado se expresa tanto en la abundancia de texturas y asimetrías; como de técnicas:  patchwork, flecos, y estampados, que componen “una canción para mirar, que de generación en generación se abre paso para formar parte de quien la escucha“.

Distancia – Renata Cantú 

Distancia

Sobre la creación material que toma lo intangible como materia prima que investigó Gabey Tjon Atham con su interpretación subjetiva del sonido, nace una colección sofisticada, con detalles dispuestos con buen gusto para estilizar la silueta. Distancia busca “generar un mensaje a través de las prendas que las personas buscan y quieran transmitir.”

Feos Y Malos – Emiliana Texeira Núñez 

Feos y Malos

Wachin viene de la ‘cumbia villera’, y hace apología a ese lenguaje y simbología que la sociedad en general ve como tabú. Una de las colecciones masculinas de la generación 2011, es una línea de vestimenta urbana en colores oscuros que presentó remeras, camperas de cuero, y calzas, que mediante contrastes de colores, transparencias y estampas (humo y hojas de cannabis) sobre negro, gris, y azul marino, se separa de los usuales colores claros y vibrantes, dándole la marca de autor. Feos y Malos busca romper prejuicios y mostrar que aquello “que los demás creen como feo o malo, no realmente es de esa manera.”

Noise – Fio Gagliardini 

Noise

Basada en el beatbox, y con una estética de alternativa, Noise explora la experimentación de texturas, donde si bien domina el negro, presenta fuertes contrastes en colores y serigrafía que “busca generar un impacto visual y estar a la vanguardia. Se inspira en un lenguaje sonoro desarrollado en suburbios.

Wild Ennio – Cecilia Saralegui 

Wild Ennio
En homenaje al maestro compositor Ennio Morricone, la paleta de colores enseguida transporta a los paisajes donde se filmaron las películas a las que acompaña su música. A través del denim, ícono de la rebeldía en diferentes versiones, junto con los cortes y escotes de los tops y blusas que lo acompañan, Wild Ennio nos invita a recordar nuestros instintos, “a resurgir, con pasión y espontaneidad, en un oeste donde elegimos vivir con osadía.”

Lacité: El Ruido Y La Ciudad – Fabiana Mosera 

Lacite

Inspirada en el “ruido urbano“, producto de la superposición de los diferentes sonidos de la ciudad. Lacité reproduce en su paleta los colores del asfalto y las luces de la calle. Las prendas son de líneas simples para ceder el protagonismo a las combinaciones vibrantes que emulan la transición constante del ruido a la calma, con sus líneas entrecruzadas y estampas en contraste con los bloques en blanco o negro.

Bosque Encantado – Florencia Layes 

Bosque Encantado

La mitología celta “a través de la música accedía a otra dimensión, repleta de bosques fantásticos y coloridos que eran protegidos y habitados por seres de una belleza sobrenatural.” Es una colección delicada y cálida con estampas artesanales que replican los entramados de los árboles, mientras que los teñidos en colores de flores, en tramas y degradados dotan a los vestidos de una reminisencia mística. Los materiales son cálidos y nobles, como la lana y el fieltro de lana combinado con gasa.

Potlach – Ines Iribarne y Agnes Touche 

Potlach

Potlach es un ritual nativo americano que da nombre al trabajo que busca la “valoración y aceptación, de la cultura, arte y religión” de esos pueblos. Más que una colección, es una apuesta textil a la construcción cultural a través del diseño como arte. La simbología chamánica contenida en las prendas se expresa en los apliques de plumas y estampas que rompen con los colores tradicionales, que junto a los relieves crean una disrupción en las prendas. Potlach como ritual busca consolidar la generosidad y el entendimiento entre los nativos, siendo “una fuente inagotable para el entendimiento del hombre en general.” Como colección, es “un rechazo a la descaracterización individual que busca imponer la economía dominante.

Azur – Luciana de los Santos 

Azur
Caracterizada por el trabajo artesanal en los detalles, las prendas se inspiran en la meditación en sintonía con la vibración del mar, que “nos recuerda aquello que realmente nos hace humanos, nos vincula con lo más primitivo y nos reconecta con el yo.” El despojo se representa en los escotes y la cantidad de piel que dejan ver los diseños, que a su vez son sensuales y elegantes, con una paleta que representa el paisaje de la costa oceánica.

Set.Up – Lu Rossi 

Set Up

Otra de las colecciones masculinas, donde se ve la tela de lluvia como parte de las prendas. La mezcla de colores vivos sobre blanco y negro, de estampas sobre sólidos en un mismo conjunto o prenda, representa el “funcionamiento del loop, que consiste en samples sincronizados que son grabados y reproducidos enlazados en secuencia una vez tras otra, dando sensación de continuidad.” Es la unión de diferentes elementos para crear un todo armónico.

Neos – Macarena Campiglia 

Neos

Accesorios inspirados en el electropop en colores neón y líneas rectas que simbolizan la fusión entre textil y tecnología. Son “objetos que se comunican y estimulan a los usuarios, despertando curiosidad y fascinación.” Neos no busca sólo un desarrollo textil, sino también industrial en accesorios como bolsos que destacan no sólo por los colores sino también por las diferentes técnicas que utilizaron para su diseño.

Miscelánea – Paola Billino 

Miscelanea
Es una colección urbana inspirada en el Times Square de Nueva York y su eclecticismo cultural. Dirigida a quienes se animan a experimentar y combinar géneros de manera no convencional. Si bien son prendas urbanas básicas, como jeans y camisas, las mismas destacan por la riqueza de técnicas y detalles como tablas, alforzas, teñidos, salpicados. La variedad de texturas y prendas da amplias posibilidades de crear conjuntos para innovar en el vestir diario.

Amén – Romina Mata 

Amen

Cuero, transparencias y mucha sensualidad con aire rockero define a una colección dedicada a las mujeres “que con su personalidad y actitud generan un cambio.hacia su libertad, de la oportunidad de ser ellas mismas, de tomar elecciones que las hagan felices, únicas; pero sobre todo que las haga sentir MUJER.” Es una colección para la noche, que dota a quien la viste de intensidad y presencia más allá del estilo, ya sea con vestido o con pantalones.

Wings – Romina Parentelli 

Wings

Surge del canto de las aves, donde las alas se crean con tejido en delgados hilos y colores que simulan plumas. La silueta marcada “pone de manifiesto la opresión que vivió la mujer y su estado de liberación en el mundo actual.” El contraste de opresión y liberación se da en la prenda monocromo con el plumaje (tejido) en colores vibrantes.

Zambra – Samantha Sokol 

Zambra

Elegante, semiformal, e inspirada en el flamenco, es una de las colecciones más sensuales del desfile. Se vale del tejido de punto en combinación con diferentes textiles, para resaltar distintos puntos del cuerpo, en una paleta intensa que tiene como base el negro, combinado en rojo o azul. Zambra “pone de manifiesto la pasión, gestualidad e hibridación propias del cante jondo, el cual brota desde lo más profundo del corazón.”

Franca – Cecilia Trelles 

Franca

Es una colección de mallas pensada para deportes acuáticos, confeccionadas en lycra y neopreno. De diseño funcional, las estampas representan el peligro que corre la naturaleza por causa de la acción humana. “Franca nace de los paisajes sonoros que comprenden el mar y la playa, un entorno natural que encierra no solo la belleza de sus paisajes y sus aromas más evocadores, sino que también engloba la partitura secreta de su esencia: el sonido capaz de reequilibrarnos.”

The Black Hole – Valentina Supino 

The Black Hole

Los agujeros negros producen sonidos que pueden ser el eco de los sonidos del origen del universo.” Lo que hace resaltar a The Black Hole del resto es el foco en el trabajo de construcción y deconstrucción de prendas que busca separar diferentes cortes, estampas y elementos para crear por un lado, prendas minimalistas y de líneas simples; y por otro manifestar una visión no convencional sobre el vestir y el cuerpo, con cambios de estructuras, largos y cortes en una misma prenda. “Las reflexiones sobre El Universo son múltiples y son las que mantienen al hombre conectado con su esencia, conectándolo con su ser más primitivo.”

Lowfi – Valentina Pérez Durán 

LowFi

Llevó a la pasarela la tendencia athleisure*, que viene en ascenso y con señales de querer quedarse. Son prendas de estilo deportivo que pueden usarse fuera del gimnasio también, incluso para la noche todas juntas, o combinadas con otras prendas. Mediante cortes, estampas y bloques de color, representa el ruido y la contaminación acústica de las ciudades modernas. “En donde ningún sonido se escucha con claridad, formado un paisaje sonoro de baja fidelidad (Lo-Fi) Se genera una nueva acústica, e integramos esta artificialidad como parte de nuestro entorno.” 

Dixon – Valeria Clavijo 

Dixon

Vestidos de noche de sensualidad dramática, los detalles están en las estampas en dorado o en texturas. Las capas dan a algunos vestidos un sentido majestuoso, y los escotes y tajos muestran e insinúan en su justa medida. Es el vestuario ideal para dejar una impresión. De la música que es capaz de “potenciar aquellas emociones que las imágenes por sí solas no son capaces de expresar” es que nace DIXON.

Minerva – Victoria Franco 

Minerva

Accesorios con trabajo artesanal muy cuidado, cuyos estampados y teñidos simulan plantas y texturas propias de los paisajes naturales. Los materiales son nobles y resistentes, destacando el cuero y el lienzo. Minerva está inspirada justamente, en los sonidos armónicos de la Naturaleza.

BOOM! – Ximena Godoy 

Boom

Desde la tranquilidad del blanco a la explosión de colores neón con estampas inspiradas en los sonidos de los comics. Son trajes de baño con detalles originales en los tiradores, cavados, y hasta capuchas, que conviven con estampas y diseños retro. “Estampados, formas y elementos sumergen al espectador en un universo de signos, iconos, e imágenes generando una propuesta divertida.”


*Athleisure viene de los términos athletic y leisure, atlético y ocio, respectivamente. Es una nueva forma de entender la estética deportiva, llevándola del gimnasio a la calle, al trabajo, o al pub.