El diseño está viviendo un cambio de paradigma en el ámbito del consumo, donde un público cada vez más informado quiere saber qué procesos intervienen en la fabricación de sus prendas. Uruguay no está ajeno a esta tendencia y en el ámbito académico nace Dolmen, un nuevo concepto de moda responsable que se inspira en la diversidad cultural y social para sus diseños. Para conocerlo a fondo, hablamos con su responsable de diseño, Valentina Suárez.

Imágenes: Andie Pomar

¿Cuál es el origen de DOLMEN? 

Dolmen surge como proyecto de egreso de la carrera de Diseño de Indumentaria en Integra Escuela Pablo Giménez. He venido trabajando en él desde el año pasado, con la ayuda de la academia misma. Es la conjunción de muchos aspectos e intereses de mi vida, que se hacen uno. Desde pequeña estuve inmersa en ambientes creativos, pero también en espacios académicos, en donde se debatía sobre derechos humanos, medio ambiente y migración. Con Dolmen pretendemos que lo social y la moda se unan para fortalecerse y crear una marca diferente.”

¿Cómo se conoció el equipo, y desde cuándo están trabajando juntas?

“El equipo, o Dolmen Team, como nos gusta llamarle, está conformado por: Flavia Antoniello, estudiante de comunicación; Micaela Cazot, Front-End Developer; y Valentina Suárez, estudiante de diseño de indumentaria. Nos conocimos en el colegio, podríamos decir que somos amigas desde hace mucho tiempo y ahora somos como socias. Creemos en lo mismo, y nos dirigimos por caminos parecidos. Estamos trabajando en Dolmen desde Octubre de 2015, generando paso a paso las estrategias y los objetivos.”

¿Dónde se fabrica la ropa?

“Esta primera colección, PURU, que lanzamos en Junio junto con Mondesign, está producida en Uruguay. Igualmente, no dejamos de lado la posibilidad a futuro de generar una colección en otra región utilizando recursos locales.”

¿Podrías describir el proceso de producción?

“En esta primera instancia, como es una colección cápsula enmarcada en un proyecto de egreso, la mayoría de la producción está a cargo de la diseñadora; quien consigue los materiales, los tiñe, estampa y prepara. Estamos trabajando mano a mano con una modista, Ana González, quien ha dedicado mucho tiempo a acompañar el proceso de cada prenda, dando consejos y apoyo a lo largo del proceso. Ha sido una gran ayuda y no podríamos estar más agradecidas con ella.

Podríamos decir que es todo hecho a mano, no industrializamos. Cada prenda tiene su debida atención al momento de producirla. Realizamos el seguimiento de cada pieza para que sea única y extremadamente cuidada.”

Dolmen 1

La riqueza étnica y cultural inspira a la marca.

¿De dónde se obtienen los textiles y las tinturas?

“Nosotros tenemos un concepto de sustentabilidad, que apunta a la atemporalidad y al largo plazo. La idea viene de la mano de generar una garantía de tres años para que el usuario traiga la prenda y se le reinvente, alargando el ciclo de vida de los productos. Es así que intentamos utilizar la mayor cantidad de materiales nobles, pero nos permitimos el uso de técnicas como el teñido con anilina o el estampado con plastisol. No pretendemos generar una producción en serie, por lo que nuestro impacto es mínimo. A medida que vayamos creciendo como marca se refinarán los detalles de la producción.

Nos interesa trabajar con recursos locales, y esto implica textiles y técnicas de las comunidades o regiones con las que estemos trabajando.”

 ¿Con qué principios de sustentabilidad cumple la marca?

Dolmen apunta a la mano de obra digna, actuando con transparencia y promoviendo los derechos humanos. Asimismo, a generar sistemas de reciclaje y conciencia; y tener un uso ecológico de los recursos. El comercio justo, la recuperación de técnicas ancestrales y el desarrollo sostenible también sientan las bases de nuestro concepto de marca.”

¿Qué los inspiró a decidirse por la moda sustentable?

“Creemos que hoy en día estamos viviendo un ahora basado en el afán. Somos concientes que estamos en un momento de cambio social, que están sucediendo en el mundo hechos que nos hablan, y que debemos responder con certezas. Pretendemos construir un ahora de cara al futuro, para que estemos en total armonía desde nuestro espíritu hasta nuestras comunidades.

Un punto clave fue el documental The True Cost, que pone en la pantalla grande las problemáticas sociales desatadas por la falta de humanización, el desaforo del consumismo, y claramente por prácticas de nuestra industria textil.”

 ¿Qué desafíos y oportunidades presenta la moda sustentable en Uruguay?

“Como desafío claro son los costos de producción, que nos limitan tanto en materiales como en sustento. Igualmente, creemos que el país está en un momento de absorción, muy vulnerable a las políticas sociales que se están llevando a cabo en el extranjero y a los movimientos mundiales. Esto genera interés por estas nuevas tendencias de conciencia en el mercado local, generando un nicho para Dolmen.” 

¿Algo más que quieras compartir con los lectores?

Dolmen se focaliza en prendas que trascienden en el tiempo, amigas del pasado, presente y futuro, potenciando el intercambio de riquezas tradicionales y apoyando microeconomías. Reinventar y renovar para mantener una propuesta innovadora, pues la creatividad no tiene límite, al igual que el tiempo. Se pretende inculcar el respeto, la tolerancia y la transparencia para involucrar al consumidor en la ayuda los demás, a través de la concientización sobre las consecuencias de nuestras acciones y decisiones en la comunidad, y enfocando la atención en la identidad de cada individuo.”

Dolmen Clothing

Dolmen es la exótica combinación de diversidad cultural y social con moda sustentable. Es consumo responsable y conciente plasmado en prendas únicas.”

facebook.com/dolmenclothing

instagram.com/dolmenclothing