Con una pata dentro y otra afuera, como apasionada por el diseño en todas sus formas, como estudiante, como consumidora, como ser pensante y “criticante”, es que hago tal afirmación: la moda uruguaya es monárquica.

Son sólo unos pocos los que poseen semejante privilegio, derecho y pico. El de seleccionar, aprobar e informar con propiedad. Qué marca, qué nombre, qué modelo, qué evento. Palabra santa si las hay.

Ese grupete es el que se encarga de decir lo que está bien o mal, lo que es lindo o feo, si es chic o no ni ahí chicos, si es un must de esta temporada y/o de todas las que ellos decidan. Si determinada amiga marca lanza la mejor colección del año, siempre. ¿Quizás la moda uruguaya esté sufriendo del síndrome de ausencia de objetividad?

Si nuestro único evento de moda referente me brinda dictámenes de moda y estilismos impartidos siempre por las mismas personas, ¿ésto no uniformiza el criterio y por ende lo hace absoluto temporada tras temporada?

Es que somos tan pocos que hasta la moda se monopolizó. O al menos los que manejan sus piolines.

Espero sea éste el comienzo de la democracia fashionista, de que los logros no sean siempre de los mismos, de que las noticias no sean noticia sólo porque un sector lo decidió así. Anhelo que los eventos de moda se multipliquen y que ofrezcan oportunidades y variedad. Deseo que el mundo de la moda se expanda y no quede restringido solo para esa élite de unos pocos. Quizás se lo pida a Papá Noel o a los Reyes Magos. Quizás.

Valeria Coitinho

Valeria Coitinho

Asesora de Moda

Asesora de Imagen, Personal Shopper. Diseñadora de modas. Escribo y saco fotos.

 
Valeria Coitinho
Asesora de Moda

Asesora de Imagen, Personal Shopper. Diseñadora de modas. Escribo y saco fotos.