Este año Mondesign adoptó un nuevo formato de presentación para sus colecciones de egreso. Parte desfile, parte intervención (con las prendas en exposición antes de cada desfile) se presentaron nueve colecciones de seis conjuntos cada una.

Motín, Irene Giudice

Motín se inspira en las vivencias de su infancia en San José, y el proceso de aprendizaje en ese lugar. Ante los obstáculos para crecer y la opresión creativa, se produce la “ruptura como arma para el florecimiento del ser. Rebelarse contra una fuerza mayor para purificarse y avanzar.” Motín refleja el conflicto entre la opresión y la evolución, la búsqueda de libertad ante la asfixia emocional. Convertir elementos tan convencionalmente uruguayos como la riñonera y la “campera acolchada” en prendas de diseño atractivas con textiles brillantes y cortes alternativos es una auténtico acto de rebelión contra la monotonía que se ve en las calles.

Génesis, Ximena Díaz

Desde el trabajo de introspección y autoconocimiento en calma absoluta, Génesis busca “el renacer mental, de la conexión duradera con las prendas desde un lugar personal y natural.” Las prendas son minimalistas y su diseño remite a la indumentaria de trabajo, incluyendo los detalles utilitarios como cintas y bolsillos cargo que han marcado tendencia en el mundo recientemente. El trabajo del ser consiste en adaptarse y transformarse a sì mismo.

Humano, Valentina Amor

Inspirada en la migración en Uruguay, estampa manos, rostros y cuerpos entrelazados para expresar apertura, empatía, y escucha hacia los nuevos pobladores que necesitan compartir sus historias para tender puentes, y también advertirnos de esas señales que pueden anunciar un futuro oscuro: reconocerlas a tiempo y actuar es la clave para un futuro próspero. “Es el comienzo de pequeñas revoluciones individuales para el triunfo de una revolución social. La búsqueda de la conexión humana trasciende las culturas y los orígenes a través de las emociones.” Éstas se expresan en la pureza de la paleta de colores y la calidez de los materiales.

Dispar, Sofía Parga

Con la discusión constante entre lo utilitario y lo ornamental, abrirse un camino para explorar el espacio inexplorado entre ambas visiones permite convertir el acto de vestir en una declaración de creatividad. En azul real sobre blanco y negro, la colección de inspiración urbana deconstruye los básicos y los reinterpreta incorporando detalles utilitarios sobre géneros livianos y cómodos. “Transformar creando drama escultural, reparando en lo agradable y refinado. Tocar lo jamás tocado.”

Mutación, Florencia Rey

Con el concepto identidad única y la expresión personal mediante el vestir, la colección reinventa la sastrería tradicional con diseño de vanguardia. Las piezas se renuevan mediante cortes maxi, asimetrías, pantalones de línea clásica y chaquetas sastre. En colores neutros, las prendas se complementan con bolsos de inspiración vintage junto a bijouterie minimalista y moderna. “Plantea una nueva mirada para la sastrería, arriesgada y actual que se inspira en el urbanismo local.”

Metrópolis, Gastón Arizaga

“Nace de buscar el espíritu de Montevideo a través de los contrastes arquitectónicos, entre lo viejo y lo nuevo.” El choque de texturas y colores refleja la diversidad de estilos que conviven en el paisaje urbano de la ciudad: sus calles, paredes, fachadas y ornamentos. Con fuertes referencias al hip-hop en su estética e iconografía, es una oda a la escena Under montevideana que no le interesa ser tendencia o ser cool, sino  simplemente ser. Expresarse y marcar presencia contra toda convención estética establecida por la mentalidad dominante.

Ida, Micaela Busconi

“Es el sentimiento de sentirse atrapada por el conformismo, el estar atada a tus raíces, a tus costumbres. Es la necesidad de evolucionar, de entrar en un estado de mutación, de libertad y de diversidad. Conocer, cuestionar, provocar, avanzar, conectar y sentir.” Expandir la conciencia y el horizonte de sensaciones se vuelve necesario para crear y avanzar. Con referencias elementos del BDSM y el uso de un material siempre polémico como el PVC, logró un trabajo conceptual interesante que cobró vida en la pasarela, mostrando a una mujer capaz de reinventarse y rehacerse a sí misma.

Normal, Adrián Cano

Celebrando la creación desde el desorden, Normal se enfrenta a los preceptos estéticos en un vibrante collage de ideas, diversión, y pasión. Desde la observación de la falta de variedad en la vestimenta, surge “la necesidad de expresarnos de manera auténtica, de ser lo que realmente queremos ser.” La diversidad se logra con combinaciones inesperadas, donde conviven referencias a la estética de los años ochenta con patchwork, mezcla de textiles y colores intensos. Su estética desafía con descarada honestidad lo que estamos acostumbrados a ver en Uruguay.

Ruptura, Carla Rocha

 

La colección que cerró la presentación del Proyecto Egreso representa “la búsqueda de identidad a través del caos: corromperse y construirse en un ciclo constante de evolución que se nutre de las crisis, transformando la fragilidad en fortaleza.” Destaca su impecable trabajo con texturas de organza entretejida con hilos y cintas colocados a mano, sus siluetas que acompañan y realzan la belleza del cuerpo femenino. Los accesorios de realización artesanal en acrílico con formas onduladas y suaves, fueron el complemento más original de la pasarela.

Por primera vez, Mondesign fue escenario del concurso apoyado para participar del Graduate Fashion Week en Londres, la semana de la moda más importante para diseñadores recién egresados a nivel mundial. La colección Ruptura se presenta en la capital británica representando a Integra Escuela Pablo Giménez,  y la moda uruguaya.

Este año Proyecto Egreso fue la única pasarela en Mondesign. Conocé el formato renovado del evento de Integra y Montevideo Shopping en la nota de Valeria Coitinho sobre Mondesign Market.