La última edición del Premio Nacional de Artesanía otorgó el tercer premio en Artesanía de Producción a la maestra de fieltro Pilar de León. En esta nota, ella nos cuenta la historia de sus piezas premiadas, que están en exposición en el Museo MAPI.

Pilar recibió la distinción por dos prendas tan diferentes como las historias que las inspiran: un poncho y un vestido.

El poncho nació del encuentro del campo con el mar. La diseñadora cuenta que se inspiró en un día de verano “surrealista, que vimos gauchos (con su vestimenta típica) caminando por las playas de Rocha. Por eso confeccioné el tradicional poncho con los colores del cielo y el mar, en homenaje a esos gauchos rochenses.”

Vestido nota

El vestido blanco habla del “mito del vestido de novia, de esas cosas con las que llegamos al casamiento: todas esas ilusiones que las mujeres ponen en él, y lo que llega después. La idea nace mi lectura en los libros de José Barrán, Historia de la Sensibilidad en el Uruguay (Ediciones Banda Oriental, 1989,) allí se mencionan las tradiciones de las mujeres y cómo estaban condicionadas por su época. Por ejemplo, cita una publicación de la iglesia donde decía ‘la mujer sin dedal es un cero a la izquierda’, y entonces quedaba relegada a su casa preparando su ajuar para esa vida cúlmine con su marido y sus hijos. Con el diseño quise explorar cuánto hay del ajuar de esa mujer en el vestido que usa para casarse, y en lo que pasa cuando las cosas no resultan como se lo imaginan. Este vestido cuenta esas historias.”

Muestra permanente del Premio Nacional de Artesanía

Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI)

Dirección: 25 de Mayo 279, segundo piso
Horario: lunes a viernes de 10:30 a 18:00, también en verano