Un nuevo Solsticio de Invierno marca un año de Ours is the Style en línea. Si bien el proyecto fue madurando desde hace más tiempo,  la elección de la fecha tiene que ver con su significado simbólico y mi propio viaje en la comunicación.

La idea del sitio surgió al finalizar una etapa, quizás muchos de ustedes no lo sepan, porque preferí guardar silencio entre todo el ruido y apartarme para renovar energías y reflexionar sobre lo que había aprendido. Con ese conocimiento y conciencia renovada, salí adelante con fuerza.  El proceso de alejarse, y refugiarse en lo más íntimo para renovarse es lo que propone el invierno como período: estar listo para comenzar a brillar en tus próximos desafíos, tu próxima aventura.

Desde junio de 2015 viví un año de nuevos retos, nuevos aprendizajes, y nuevas personas en mi vida. De algunas ya conocía su trabajo a través de internet, y posteriormente he tenido oportunidad de conocerlas más allá de lo virtual: descubrir diferentes puntos de vista y aspectos inspiradores que representan un aporte incalculable a nivel personal y profesional. A esos maestros: Gracias.

En el sitio he publicado artículos informativos, formativos, clásicos e inéditos. Me propuse realizar al menos tres intervenciones cada mes y es una tendencia que logré mantener a lo largo del año. Me ha sorprendido gratamente la buena recepción del público, a esos incondicionales de la lectura: Gracias.

Con la proyección a futuro ya trazada, este nuevo año de vida comienza con un diseño que mejora notablemente la experiencia de lectura, en especial para quienes acceden desde dispositivos móviles. También el contenido está organizado de manera más dinámica para lograr una diferenciación clara entre las secciones.

Gracias a todos quienes hacen posible este sitio. Gracias por compartir las entradas, por sus críticas, tolerancia, sus ánimos, consejos sinceros a través de la red o en persona que me ayudan a mejorar y seguir adelante día a día.

Concluyo esta editorial con una cita del escritor Albert Camus que sintetiza lo que vivo en este camino junto a ustedes: “En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible.”