Rotunda eligió la piscina del una vez icónico Club Neptuno como pasarela para presentar su nueva colección. Un desfile para recordar por su elemento humano.

Imágenes: Landarín-Pazos

En los días de trabajo para esta nota, la institución deportiva comunicó su cierre definitivo. Esto convierte al desfile Pasaje a Neptuno en el último evento del club cuyo modelo ha perdido terreno frente a nuevas modalidades. Aunque incidentalmente, esta coincidencia es significativa. Fundada en 2014 Rotunda es una de las marcas pioneras del cambio de paradigma en el diseño uruguayo que a principios de 2000 vio el nacimiento del diseño de autor y hoy está viviendo la era de las marcas de diseño.  El posicionamiento de Rotunda es el resultado del trabajo de su equipo de diseñadores y amantes del diseño que supieron interpretar el contexto local, y con el tiempo consolidar una imagen básica y minimalista con elementos de sastrería.

Lo más meritorio del desfile es cómo plasmaron la idea de universalidad con sus modelos: Paula Minetti, Federica Kunze, y Agustina Yanque compartieron con referentes como Lucía Saravia, Katha Kaminski, Romina Di Bartolomeo, Juana Gruber, Patricia Wolf, y Pia Bongoll. Junto a ellas estuvieron la exmodelo Jenny Mack, la poetisa Ana Guicheff, el modelo Mateo Abracinskas, y la actriz Susana Groisman cuya pasada fue inolvidable.

Susana Groisman se adueñó de la pasarela.

“Quisimos romper el esquema de la modelo clásica”, afirma la cofundadora de Rotunda Sofía Domínguez. “Sentimos que Rotunda es para todo el mundo. Por eso nuestro objetivo es realzar la belleza y la esencia de todos con nuestras prendas”.  

En cuanto a colores además de los básicos en blanco y negro, predominaron los tonos tierra como marrón, beige, y ladrillo; en conjuntos monocromo o combinado con verde oliva.

En los más claros encontramos lavanda, azul piedra pálido, y nuez. En los tonos medios y oscuros encontramos el color más rico, el verde azulado (teal, en inglés). En el amarillo cítrico se encuentra el elemento para dar a un conjunto básico el toque de audacia deseado.

Las prendas más destacadas son los abrigos: el Eco (su mejor versión es en gris lavanda), y la campera acolchada en “peludito” (sin nombre conocido al momento de publicar), y los pantalones con cortes y largos para favorecer a cada cuerpo, con sus detalles en la cintura y ruedos.
Los conjuntos monocromáticos destacaron por la juxtaposición de textiles. Los accesorios si bien son básicos todoterreno, se presentaron de forma diferente: las bufandas sobre el cuerpo, y las carteras encadenadas como cintos.

Los conjuntos se completaron con un maquillaje natural con piel luminosa, y peinados que despejan el rostro. El equipo estuvo a cargo de Jorge Cruz y el maquillaje de Noe MakeUp, Paula Melgar y Santiago Machín.