Para la próxima temporada, el instituto PANTONE presenta dos paletas, y una extra muy interesante para componer conjuntos con ellos. Te invitamos a conocerlos. 

El color continúa siendo una fuerza fundamental que dirige las tendencias. En respuesta al público, los diseñadores reconocen la importancia de mostrar más color en sus colecciones, orientada por el deseo de expresarse de manera colorida. La historia del color es ampliamente divergente y se aprecia un caleidoscopio de tonos revitalizadores que transmiten bienestar. Existe un sentimiento de optimismo y confianza que atraviesa las tendencias de diseño textil. Esto último no quiere decir que se dejan de lado los neutros como el blanco. Son colores base que funcionan muy bien tanto por sí solos, como de cimientos para aportar complejidad al escenario cromático.

Paleta Verano 2018 Nueva York

Al igual que en la estación anterior, el instituto del color presentó dos paletas, inspiradas en Nueva York y Londres. A continuación se presentan los colores, primero los comunes a ambas, y después los específicos de cada paleta.

Los colores atípicos para la estación generan combinaciones complejas y originales, y transmiten el deseo del consumidor de experimentar con colores todo el tiempo, sin restricciones. 

Paleta Verano 2018 Londres

La paleta londinense también está inspirada por el deseo de experimentación con nuevos tonos, pero plasma con el deseo permanente de romper barreras de géneros y estaciones, y al uso más espontáneo del color que identifica a la industria textil británica.

Colores en común

Meadowlark 

Maison Rabih Kayrouz, Parke & Ronen

Audaz y lleno de vida, este amarillo brillante es el destaque del verano 2018 que resplandece con alegría e ilumina todo a su alrededor. El amarillo nunca falla en conseguir atención tanto en el vestir como en la decoración y urbanismo. Si su intensidad te resulta demasiado, se puede emparejar con blanco sin perder su característica luminosidad.

Tomate Cereza (Cherry Tomato)

Dsquared2, Carlos Campos

Un rojo anaranjado impulsivo, irradia calor y energía. Un tono visceralmente vivo que demanda atención, tiene coraje y es imposible de ignorar. Amarillo y rojo son cercanos en la rueda de color, y tienen en común el deseo de no pasar desapercibidos. En las pasarelas se vio muy pocas veces solo, y complementa muy bien a los diferentes tonos de marrón (como en el conjunto femenino), y su tono más brillante es una actualización de los rojos de invierno. Combinado con negro aporta fuerza a los looks más urbanos.

Rosa Lavanda (Pink Lavender)

Monique Lhuillier, Versace

Un violeta con tono rosa romántico y suave, que encanta la vista con su sentido de calma y quietud. Inspirado en la tradición parisina, Monique Lhuillier lo conviertió en protagonista de su colección presentada este año en la capital francesa. Es un color romántico y suave, e incluirlo en el vestir más cotidiano refresca un conjunto con su sensación de calma.

Dalia Floreciente (Blooming Dahlia)

Ovadia & Sons, Prada

Con su esencia sugestiva, este tono sutilmente atractivo, reclama nuestra atención con su encanto hasta ahora subestimado. Este tono de inspiración aromática es la respuesta calma al anaranjado fueguino de otoño. Desprovisto de brillo o intensidad, es un tono sumamente interesante. Como la versión adulta del ‘rosa millenial’ se abrió camino tanto en el vestir masculino como femenino, siendo protagonista en combinaciones fascinantes de texturas. Su mejores compañeros son el blanco y negro, y los tonos pastel apagados.

Ultravioleta 

Anna Sui, Kenzo

Un tono mágico que conjuga originalidad e ingeniudad. Este violeta con base azul fascina e intriga, combinado con Cherry Tomato (conjunto Kenzo) es impactante y moderno. Con Chili Oil, es sofisticado e ideal para el vestir de noche.

Casi Malva (Almost Mauve)

Dsquared2, Ingie Paris

Con su toque delicado como pétalos, este tono delicado y etéreo aporta un sentido nostálgico a la estación. Un color suave y casi transparente, está pensado para textiles del mismo tipo. Este color es reminiscente de otros tiempos, con otros ánimos, y sentimientos que apenas podemos recordar.

Lime Punch 

Alberta Ferretti, Kiko Kostadinov

Un clásico de la indumentaria deportiva que comienza a explorar nuevos territorios. Es el tono cítrico del verano 2018 con presencia estridente e impactante. El conjunto de Alberta Ferretti es un ejemplo maestro de cómo hacer elegante un tono que requiere de una clase especial de coraje (y la complexión correcta) para vestir de pies a cabeza. El de Kiko Kostadinov muestra su uso más tradicional pero que sigue vigente, en conjuntos de inspiración deportiva y como acento.

Colores de Nueva York

Little Boy Blue

Matiere, Miu Miu

A la espera del cielo azul, el color inspirado en una rima tradicional para niños se hace adulto mediante la expansión y la continuidad. Este azul claro cobró protagonismo mundial gracias a Melania Trump y el traje de Ralph Lauren que vistió durante la asunción presidencial. Simboliza la promesa de un nuevo día. Es un tono muy versátil que se encuentra en una enorme diversidad de texturas. Su capacidad de complementar muy bien tanto los colores clásicos como los primarios lo hacen un favorito al momento de experimentar.

Chili Oil 

Cushnie et Ochs, Vivienne Westwood

Es el pimiento característico de la gastronomía de Sichuan, y representa el concepto de cómo las tendencias gastronómicas se filtran hacia otros aspectos de la cultura. El marrón especiado de la temporada trasciende estaciones y aporta definición a la paleta. Su uso más extendido es junto a colores neutros, en conjuntos formales y semi-formales.

Arcadia 

Louis Vuitton, Lanvin

Con guiños retro y concepción moderna, Arcadia es un acercamiento más frío y limpio al color verde de verano. Con casi la mitad de la población viviendo en ciudades, el contacto con el paisaje natural va a cobrar cada vez más importancia. Con su subtono azul nos conduce a un nuevo camino en el próximo verano. Es un color pensado para diseños simples.

Emperador 

Michael Kors, Fendi

El marrón chocolate que aporta fuerza y substancia a la paleta de verano 2018, está inspirado por la estética de la serie de televisión Game of Thrones. Es un tono tierra que aporta una solidez inusual en las paletas de primavera/verano como apreciamos en la colección de Silvia Venturini para Fendi, donde es instrumental en la composición de una estética que transiciona de la oficina a la escapada de fin de semana.

Spring Crocus 

Ungaro, Ovadia & Sons

Astuto y expresivo, este tono extravagante que camina en el borde entre fuchsia y violeta, es un color tentador que envuelve con encanto seductor. Es el color pensado para la transición al otoño 2018. Las mujeres ya lo han asimilado y los hombres se acercan a él de a poco, aunque sólo como acento. Este púrpura se lleva bien con muchas complexiones y esa adaptabilidad es el principal atractivo que lo invita a ser incorporado en el vestuario. 

Colores de Londres

Azul Palacio (Palace Blue)

Carolina Herrera, Valentino

El azul que encontramos al cruzar el Atlántico es más eléctrico que aireado, y destella energía. Inspirado en las galas reales, este color tambén representa la esperanza del mañana, y la expectativa por un nuevo día.

Rosa Ceniza (Ash Rose)

Fendi, Tom Ford

Sofisticado y térreo, este rosa convierte un color tradicionalmente apagado, en un tono capaz de aportar sustancia a la paleta y sostener un conjunto.

Verde Nilo (Nile Green)

Diane Von Furstenberg, Valentino

Mientras el azul se intensifica, el verde para Londres es más calmo y sereno. Aireado y claro, aporta un respiro a la paleta, funcionando como base para muchos de los colores de la paleta 2018.

Manzana Especiada (Spiced Apple)

E. Tautz, Calvin Klein

El único marrón de la paleta presenta un subtono rojo y es cálido, saludable, y atractivo. Con el nombre de un clásico de la gastronomía británica, es el tono que aporta sabor a la paleta, y funciona muy bien con combinaciones clásicas y modernas.

Rapture Rose

Brock Collection, Calvin Klein

Este rosa romántico y cargado de afecto, tiene un elemento artístico que dota la paleta de un encanto coqueto.

Los tradicionales

En complemento a ambas paletas, esta temporada PANTONE decidió incluir cuatro tonos clásicos que sirven como base y anclaje de los colores de temporada, y por ese motivo también están presentes en la mayoría de las imágenes de este artículo.

De izquerda a derecha:

Niebla de Bahía (Harbor Mist)

Un gris de tono medio que solidifica la paleta. 

Azul Marinero (Sailor Blue)

El clásico azul marino que sirve de ancla a los colores de verano 2018. 

Leche de Coco (Coconut Milk)
Es el representante del blanco tradicional y apagado que nunca falta en las temporadas de verano.

Arena Cálida (Warm Sand)
Este beige es un neutro que conecta las estaciones con comodidad. 

Imágenes: NOWFASHION, PANTONE