Valen Suárez cuenta cómo se vive MondesignIntegra, el espectáculo donde se presentan de colecciones de alumnos y egresados de Pablo Giménez Escuela Integral de Diseño. Desde la propuesta en la escuela hasta el desfile. Las imágenes del backstage por Karin Topolanski acompañan la historia.

“Desde el primer momento en el que te dicen que vas a presentar en un desfile, los nervios y la ansiedad se te instalan; aunque, no es hasta una semana antes del mismo que se intensifican. En el segundo semestre de la carrera de Diseño de Indumentaria en la Escuela de Pablo Giménez, comenzamos a trabajar para MondesignIntegra 2015 (estamos hablando de Octubre 2014 apróximadamente), que ha llevado un arduo trabajo. Partiendo de la base de “DENUNCIANTES”, es que creamos diseños que hablan, gritan e intentan concientizar. Nosotras, 9 diseñadoras, tomamos puntos de vista diferentes, unas nos fuimos por el lado más ecológico, otras, por la identidad, y otras por el ser humano y sus características.

Modelos

Colecciones masculinas, MondesignIntegra 2015.

En cuanto a mi respecta, me enfoqué muchísimo en generar conceptos a partir de una gran investigación, indagué lo suficiente para interiorizarme con lo que iba a comunicar. Lo que me sucede como diseñadora, es que cada proyecto lo tomo como un crecimiento personal, como una ayuda para mi misma, que a su vez espero tenga un impacto en otros.

Mucha prueba y error, miles de experimentos, bocetos, texturas, cartas extensas y ensayos volumétricos en el maniquí son lo que nos llevaron a generar una colección de tres conjuntos masculinos. ¡Qué reto aquel! Diseñar para hombres, teniendo en cuenta que la oferta en el Mercado es mucho más amplia para las mujeres, fue impresionantemente rico ahondar en esta área. Como crecimiento y aprendizaje, fue un lujo.

Este primer semestre del año, fue intenso en lo que se refiere a la confección de las prendas. Es ahí cuando te das cuenta cómo conviven en verdad los materiales, cómo aquél swatch que hiciste puede tener otro sentido de alguna otra manera, o que quizás la paleta de color necesita algún ajuste. Por fortuna contamos con un equipo docente increíble que nos apoya y nos guía en todas las decisiones y las incertidumbres que nos van surgiendo.

Se me sumó además, quedar seleccionada junto con dos amigas y compañeras del semestre, para participar en ReDiseña. Un proyecto absolutamente rico en contenido y expresión. Fue un verdadero placer. En nuestro caso, trabajamos con Manos del Uruguay. Crecimos como profesionales, y ahondamos en conocimientos de tejido de punto que quizás sin esta oportunidad no hubiésemos siquiera pensado que existían. Hilamos en rueca, tejimos en telar, tejimos a dos agujas, generamos fieltros con una textura única. En realidad, el material mismo, las colitas de lana que se nos proporcionaron, fue el que nos guió. El resultado fue tan sorpresivo para nosotras como para el público.

ReDiseña Manos del Uruguay

ReDiseña Manos del Uruguay, antes de salir a la pasrela.

El desfile en sí, me resultó impresionante. Nunca en mi vida había sentido tantas cosas juntas. La producción me dejó boquiabierta, una organización increíble. Desde mi perspectiva, es totalmente real que es el evento de moda numero uno del año, pues para el contexto en el que vivimos, ver este tipo de puestas en escena son un sacudón para nuestro cotidiano. Y lo digo también por lo que amigos, ajenos al mundo de la moda, me pudieron transmitir.

Modelos descansando

La colección de Valen se llamó ‘Homo Dual’. En la imagen, es el que está acostado en la esquina inferior derecha.

Ver tus prendas, tus diseños, tu pienso, tus horas de investigación y experimentación, en una vitrina como MondesignIntegra, no tiene precio. Es una verdadera oportunidad. Especialmente, es una felicidad muy grande. La euforia me duró como cinco días, pero la alegría y la satisfacción de un trabajo bien hecho, y el aporte de un granito de arena en la mejora del mundo, va a durar para siempre. ¡Ni te digo cómo voy a sentirme cuando egrese!”