Inés Uriarte es la fundadora y directora de Recicla, la red de locales second hand que desde 2009 evolucionó hasta convertirse en un concepto de moda sustentable y accesible para todos.

¿Cómo y hace cuánto tiempo se gestó la idea de Recicla?

“En el año 2009, y luego de varios trabajos en moda -en Lemon como encargada de marketing, en una trading comprando muestras y manejando los clientes de Argentina y Brasil, en Nike Internacional como Encargada de Indumentaria para Uruguay y Paraguay- seguía en la búsqueda de un trabajo que disfrutara y que tuviera un sentido más profundo, y donde pudiera realmente expresar mi forma de pensar la moda. En esos años el concepto de second hand estaba empezando a cambiar, con locales como Juan Pérez, Era Mío o Ciclotimia -en esta última yo consignaba y sabía por lo tanto que el negocio funcionaba- que estaban en Pocitos y Carrasco; la gente se daba cuenta de que una tienda de segunda mano podía ser un lugar copado donde vender y encontrar piezas interesantes, únicas y accesibles. Además, en mis viajes al exterior -en el 2003 estuve un año en Europa, y aparte mi hermano vive en Nueva York y tengo la suerte de ir bastante seguido a visitarlo- conocí una variedad muy amplia de tiendas de segunda mano súper enfocadas en tendencias, marcas o estilos.

Al mismo tiempo, la sociedad comenzaba a abrir los ojos y darse cuenta de las consecuencias sociales y medioambientales de la sobreproducción, y del impacto que nuestras elecciones diarias tienen en el entorno en que vivimos. Personalmente, viví un año en el exterior -Nueva Zelanda, año 1999- dentro de una familia que era muy consciente del impacto que tenemos sobre el entorno, lo cual me dio un acercamiento a lo que era el cuidado del entorno, mediante la diferenciación de las basuras, el compost casero, el cuidado de los consumos de agua y luz, por ejemplo. Además, desde chica traté de utilizar la bicicleta como medio de transporte por sus claros beneficios (algo que hoy lamentablemente casi no puedo hacer).

Y así surgió la idea del primer local de Recicla, pionero en el barrio Cordón. Opté por descentralizar el mercado, teniendo en cuenta que ahí se encuentran dos grandes centros de estudio que concentran gente joven, como lo son el liceo IAVA y la Universidad de la República. Hoy sigue abierto, desde marzo del 2009, en la esquina de Eduardo Acevedo y Guayabos.”

local de recicla uruguay

¿Cómo fue recibido por el público? ¿Ha cambiado a lo largo de los años?

“La elección de la ubicación de nuestro primer local no fue casual, fue su cercanía a edificios universitarios lo que me atrajo; los estudiantes son en general personas jóvenes, abiertas a nuevos conceptos e idealistas, por lo cual pensé que la idea de recicla iba de la mano con este público. Y así fue, desde nuestros comienzos tuvimos buena recepción. En estos últimos años ha aumentado debido al peso que le estamos dando al especto sustentable del negocio; y al sumar otros tipos de productos más allá de la ropa.”

¿Cómo ha sido el crecimiento de Recicla en estos años?

“Como te comentaba en la pregunta anterior, Recicla se ha volcado cada vez más hacia el aspecto sustentable del negocio. Hoy, en nuestra tienda concepto de Punta Carretas, a la oferta de ropa de segunda mano se le sumó la ropa de diseñadores locales y regionales. Los mismos encuentran en nuestro local un espacio de exposición para sus productos, previamente curados por nosotras.

La idea es promover un concepto de moda sustentable integral: aunque los locales de segunda mano logran “estirar” el ciclo de vida de los productos, los mismos tienen determinada vida útil, por lo que en cierto momento la producción de nuevas prendas es necesaria; ahí es cuando tenemos que optar por el diseño sustentable, artesanal y preferentemente local o regional.

Hoy, en nuestra tienda concepto, podés encontrar varios diseñadores enfocados en técnicas sustentables, como Comas o Gaia (ambos desarrollan sus prendas mediante la técnica de Upcicling); María Bouvier o Cerrito de Indios (ecoprint y teñidos naturales), entre otros. Nuestras puertas están siempre abiertas a nuevos diseñadores.

Sobre el crecimiento de nuestros puntos de venta, en ese momento tenemos varias propuestas para abrir franquicias, tanto en Montevideo, como en Punta del Este, y también en Buenos Aires. Estamos haciendo una reorganización interna que nos permita afrontar esos desafíos bien paradas, y que el crecimiento de la empresa sea sano y controlado.”

Local Recicla Uruguay

¿Como funciona el negocio de tener un local de ropa de segunda mano? ¿Cómo logran abastecer sus locales?

“Hoy en día hay demasiada ropa en el mercado; el abastecimiento de nuestros locales es constante, las personas llegan recomendadas por otros consignatarios que ya trabajan con nosotros, o por las redes sociales o la web. Actualmente casi no tenemos cupo para nuevos consignatarios.”

Seguramente en los bolsos de los consignatarios llegue muchísima ropa ¿Qué criterios tienen para que lo colgado sea de calidad, sea vendible y que como empresa Recicla sea sustentable?

“Efectivamente en las bolsas de nuestros consignatarios llega muchísima ropa; para que la empresa pueda funcionar, el primer criterio es de un mínimo de prendas por persona, esto hace que el trabajo administrativo sea manejable (cuantas más prendas por persona, menos trabajo administrativo tenemos que realizar).

Para que sea vendible, tenemos en cuenta el estado de las prendas; en el caso de las prendas de “fast fashion”, generalmente las mismas no soportan más de 2 ciclos de vida, o sea, son prendas producidas en estos últimos años y con poco uso (si hubieran sido muy usadas, posiblemente se notaría el desgaste y no estarían aptas para reventa). En cambio, las prendas artesanales o vintage, tienen en general mucho más duración. El estilo y el diseño también son tenidos en cuenta.”

Hablando de sustentabilidad, ustedes han sido de los primeros locales en no entregar bolsas plásticas con las compras ¿Cómo fue la experiencia de ser pionera en esta política y cómo se fue desarrollando hasta hoy que la práctica se expandió a otros negocios?

“Hace años que tenemos la política de no entregar bolsas, y no ha sido fácil (risas). Las dificultades incluían no tener nuestro logo en la mano del comprador cuando salía del local, tener que explicarle a cada comprador las razones, y tratar con algún cliente enojado que otro … pero nos pareció que valía la pena. Hoy, luego de aprobada la ley de bolsas plásticas, todo es más fácil ya que las personas se acostumbraron a tener su propia bolsa reutilizable.

Quiero aclarar que nuestro sistema no es totalmente sin bolsas, sino que es de “bolsa retornable”: tenemos bolsas reutilizables por las cuales cobramos un “alquiler”; la misma puede ser devuelta en cualquiera de nuestros locales. De esa manera apuntamos a solucionar el problema del transporte de las compras, pero sin sumar una bolsa descartable al medio ambiente.”

Además de ropa en Recicla podemos encontrar otro tipo de artículos ¿qué filosofía hay detrás de Recicla y cómo se enmarcan estos artículos en la misma?

“Además de indumentaria, hemos sumado en dos de nuestros locales -Punta Carretas y Cordón- las plantas y productos relacionados, como macetas artesanales o abonos orgánicos. Y un abanico de productos que apuntan a un estilo de vida de bajo impacto en el medio ambiente, como por ejemplo cepillos de dientes de bambú, sorbitos de acero inoxidable o de bambú, cremas y champú hechos con productos orgánicos aquí en Uruguay, bolsas de tela reutilizables para compra a granel, paños de telas empapados en cera de abeja que funcionan como sustitutos del film plástico en la cocina, composteras, entre otros productos.

La llegada a la empresa de mi amiga y socia Virginia Pittaluga fue clave en este aspecto; ella llegó el año pasado a Uruguay, luego de vivir varios años en Nueva York y Buenos Aires, y encontró dificultad para acceder a varios de los productos que utilizaba en su vida diaria en aquellas ciudades. Pensamos que, tal como nosotras, otras personas tendrían la misma dificultad, y como son productos que acompañan el estilo de vida de Recicla, decidimos ir sumándolos a nuestra oferta.”