Por primera vez en su historia, el Instituto Pantone presenta veinte colores en su informe semestral del color edición Otoño/Invierno 2017-18. Conoce cómo combinarlos, con ejemplos de las principales ciudades del mundo.

Imágenes: NOWFASHION

Inspirados en las ciudades de Nueva York y Londres, los colores para la próxima temporada representan la expresión de la individualidad en colores cálidos y tradicionales, con acentos en tonos fríos para aportar dinamismo. Si bien cada ciudad tiene su paleta, los veinte tonos pueden combinarse entre sí de manera armónica.

Los primeros diez forman la ‘paleta de Nueva York’ encabezada por Granadina y Arce, colores tradicionalmente asociados con el otoño. “Mientras que los colores reconfortantes y envolventes son cruciales para el ambiente otoñal, los acentos incluyen Ballerina, Lima Dorada y el azul brillante, Marina. Estos tonos aportan impacto cuando se combinan con los clásicos de temporada como Peonía Azul, Gris Neutral, Ron de Mantequilla, y Puerto Rojizo.” Comenta Leatrice Eiseman, Directora Ejecutiva del Pantone Institute.

Granadina

Un rojo poderoso, cargado de confianza para ser el centro de atención.

Roksanda, Versace

El color más llamativo de todos fue el gran protagonista del mes de la moda Otoño/Invierno para mujeres. La mayoría de sus conjuntos donde apareció lo proponen de pies a cabeza. Debido a su intensidad, los accesorios son sobrios. Las texturas más utilizadas fueron terciopelo, seda, y lana. En el vestuario masculino acompaña los colores neutros en sus variantes más cálidas, además de integrar la clásica tríada blanco-negro-rojo, con este último como acento.

Porto

Un rojo más profundo, este clásico de temporada es elegante, sofisticado, y expresión de buen gusto.

John Elliot, Salvatore Ferragamo

Este tono con base marrón es clave en el vestuario masculino para la siguiente temporada. Visto tanto en indumentaria formal como casual nos consta su versatilidad e indudable capacidad para dotar de refinamiento a cualquier conjunto. En cuero es simplemente hermoso. Las personas de complexiones más claras lo llevan mejor lejos del rostro, como en el ensamble de Salvatore Ferragamo.

Ballerina

Refleja el brillo saludable y aporta suavidad a la paleta.

Adam Selman, Topman Design

Una rareza en la moda para hombres, sólo se vio en espacios mínimos donde rompe con la sobriedad característica de la estación. En mujeres es el tono estrella de los conjuntos con aires románticos y juveniles, combinado con blanco, marrón, y rojos más oscuros. Nos enseña que combinar rojo y rosa sí es posible. Y atractivo.

Ron de Mantequilla

El Instituto Pantone lo describe mejor que nadie: “evoca la sensación de beber ron de mantequilla cerca del fuego durante una fría tarde de otoño”. 

Sacai, Rochas

Su presencia más notable es en abrigos de cuero, gamuza, lana, y en algunos casos, terciopelo (uno de los textiles estrella de la próxima estación). Por sí solo o con otros tonos de marrón logra un aire clásico y cálido. Donde sorprendió fue en la moda femenina, donde mediante bordados y estampas sobre fondo oscuro aportó brillo y singularidad a vestidos, abrigos, y bolsos.

Peonía Marina

Este color es común a ambas paletas. Un tono sólido y confiable que comparte protagonismo con el negro como neutro principal.

Lanvin, Fendi

Un tono universal que domina el vestuario semi formal para mujeres, y que se encuentra en casi infnitas texturas y estampas en la indumentaria masculina. En esta imagen vemos cómo se complementa por un lado con colores acromáticos, y por otro con otros tonos de azul.

Gris Neutro

Comparte el rol de anclaje con el color anterior y es el compañero de todos los tonos neutros. Puede llevarse como acento o en conjuntos completos.

John Varvatos, Fendi

Desde los estilos más callejeros hasta los más elegantes, es el tono más confiable de toda la paleta. Es perecto para lograr armonía con otros tonos de gris y neutros como marrón, blanco, y negro;  así como también para crear composiciones donde los accesorios coloridos son los protagonistas.

Pino sombrío

El verde que se encuentra a la sombra en el bosque, duradero y protector como los árboles de hojas perennes.

Saint Laurent, Giorgio Armani

Reservado para los conjuntos más festivos y el vestuario formal, este tono brilla en materiales lujosos como la seda, y acompañado de otros colores oscuros como se apreció en el mes de la moda para hombres con el estilo Dark Deco, caracterizado por su estética atrapante y sombría.

Lima Dorada

Una versión diferente de tono tierra, este verde-amarillo complementa con frescura los clásicos otoñales.

Emporio Armani, Dries Van Noten

Este color resulta más atractivo en su descripción que en la práctica. Al ser muy difícil de llevar para la muchas complexiones, queda relegado a prendas inferiores como pantalones, faldas, y calzado; o acentos sobre colores oscuros. Es el tono para quienes gustan desafiarse al momento de armar conjuntos.

Marina

El único tono verdaderamente frío de la paleta, nos acerca al invierno con su brillo y vitalidad.

OAMC, Dries Van Noten

El segundo azul también sorprende con su versatilidad. En la indumentaria para mujer su mejor versión está en el denim y la indumentaria semi-formal. Para hombres, en cambio, se encuentra principalmente en camisas y acentos, complementando tonos neutros y sobrios.
Arce Otoñal
El tono que tiñe el paisaje cuando caen las hojas no necesita presentación.

Bottega Veneta, Prada

Al ser una insignia de otoño, este color se encuentra en todas las propuestas de diseño. Combinado con tonos cálidos y tierra como el conjunto de Bottega Veneta, se logra una oda al otoño. En el caso del vestuario masculino es la clave del estilo Mosaico Holandés, inspirado en el arte y paisaje de Amsterdam, donde lo clásico convive con la vanguardia.

La paleta de Londres está encabezada por Llama Escarlata. En ella “clásicos fuertes se complementan con algunos tonos impredecibles para otoño e invierno. Combinaciones impredecibles como Lila Real y Nutria, o Curry Limón con Campanilla atrapan la vista y crean dicotomías de color muy inusuales.” Afirma Eiseman.

Llama Escarlata

El color poderoso que enseña el camino a los colores de Londres.

Valentino, Fausto Puglisi

Más sensual e intenso que el rojo de la paleta anterior, en mujeres lo vimos en los diseños más atrevidos. En los hombres en cambio, se utilizó desde la sofisticación y sus varias tonalidades protagonizaron conjuntos más elegantes y cercanos a la sobriedad.
Rosa Prímula 

Un pastel suave y sutil que infunde romanticismo.

Cristopher Kane, Ermenegildo Zegna

Dos conjuntos con colorimetría similar, pero con diferente uso del color. El rosa en los hombres va sólo en los detalles, y en segundo plano. En el vestuario para mujer es protagonista casi absoluto ya sea en versión sólida o como base para estampados ricos en detalle. Es un tono para hacer la transición a la primavera.

Tostado

Aportando tibieza a la paleta, es un tono esencial de otoño que sirve de anclaje para otros colores.

Alberta Ferretti, Berluti

En el vestido de Alberta Ferretti notamos el significado de ‘ancla’, sosteniendo los estampados en colores cálidos. En Berluti vemos un ejemplo de su uso más frecuente para ambos géneros, en abrigos: parkas, cardigans, sweaters, en todos los largos. También es un tono muy popular en los accesorios como bolsos, cintos, y gorros en lana.

Campanilla

Un azul calmo que refleja conexión con uno mismo y sensación de paz interior durante el invierno.

Salvatore Ferragamo, Temperley London

En la moda masculina su función es la de romper con la oscuridad característica de invierno aportando luz fría a los conjuntos. Las propuestas de este color en el vestuario femenino son en textiles vaporosos, y siluetas que acompañan el cuerpo para expresar feminidad.

Lila Real

El representante de un claśico de invierno, el violeta para la temporada 2017 aporta una conexión teatral a los demás colores de la paleta.

Robert Geller, Marni.

Su función de nexo se encuentra en los conjuntos para hombres en los que se utiliza para los acentos y accesorios. En el vestuario femenino es protagonista absoluto, ya sea de pies a cabeza o en combinación con diferentes tonos de rosa y azul.

Nutria

Un color de la naturaleza que llega a la ciudad para aportar la conexión con las raíces.

Bottega Veneta, Pringle of Scotland

Un tono tierra para crear conjuntos clásicos, sobrios y sin estridencias. Su versatilidad y capacidad para armonizar con tonos cálidos lo hacen un color esencial para el otoño.

Peonía Marina

Mary Katrantzou, Cerruti

Como es común a ambas paletas, ahora observamos su uso más formal y festivo. Es otro de los tonos que brilla en la noche y cobra vida e intensidad auténticas en combinación con plata, el metal de invierno por excelencia.

Cobre Tostado

Un clásico otoñal reconocible por su calidez marrón con base rojiza.

Emilio Pucci, David Hart x Hart Schaffner Marx

Lo primero que se aprecia en ambos ejemplos, es lo bien que va con las pieles morenas. En los hombres funciona mejor en camisas, remeras, y buzos. Nunca conjuntos completos. En las mujeres tiene más protagonismo, tanto para el día como para la noche. Se complementa muy bien con tonos neutros y oscuros, y se permite jugar con su intensidad combinando textiles brillantes y opacos.

Curry de Limón

El tono exótico que aporta lo picante a los estilos otoñales.

Emporio Armani, Jil Sander

En los conjuntos masculinos se exploró su capacidad para romper con la sobriedad otoñal aportando un toque divertido y rejuvenecedor. En mujeres es más frecuente en vestidos y abrigos de largo completo, para crear una imagen elegante sin quedar demasiado sobria.

Oliva Dorada

Otra insignia otoñal, es la versión más oscura de Lima Dorada.

Peter Pilotto, Billy Reid

Al igual que su contraparte al otro lado del Atlántico, es un color que funciona mejor como destaque en conjuntos neutros. Para la nocha, luce mejor en estampados brillantes sobre fondo oscuro.