En el marco del salón principal del Club Uruguay, la Universidad de la Empresa realizó el desfile de las colecciones de egreso de la Licenciatura en Diseño de Indumentaria.

Imágenes: Iara Silva

Land – Valentina Paternostro

En colores intensos con contrastes armónicos e inspiración moderna, su concepto estético viene de los mapas de las líneas del metro. Con un espíritu lúdico y detalles utilitarios, las prendas son de estética unisex, con diseños urbanos, cómodos y fáciles de combinar.

Dancism – Matilde Bertinat

Los Bailarines de Picasso son el punto de partida para la exploración de asimetrías, armonías, y diferentes formas geométricas para crear los detalles de las prendas. Los colores son neutros y vivos, y conviven telas de vestir formal con tejido de punto.

El Circo – Valentina Fernández

La primera colección infantil busca crear prendas divertidas e innovadoras para que cada niño se sienta único e inigualable. El movimiento, la mezcla de colores vibrantes, y los diferentes personajes que conforman el circo, especialmente los acróbatas, inspiran los diseños que reinventan prendas clásicas para niños con materiales y siluetas de vanguardia.

Scottish Lines – Sofía Gómez

Colección en tejido de punto para niñas, que hace énfasis en los apliques y bordados inspirados, resaltando las líneas presentes en las danzas celtas. Capitalizar experiencia en hilados. En la presentación más especial del evento, las niñas bailaron danza tradicional  celta guiadas por Patricia Izuibejeres, de la St. Andrew’s Society of the River Plate Pipe Band.

EME – Eugenia Tarallo

Explorar los extremos, acercarlos y fundirlos como búsqueda de inspiración artística es lo que transmite la imagen de EME, donde se encuentran y fusionan Marilyn Monroe y Marilyn Manson. El resultado es una colección sexy, poderosa, provocativa, femenina, y violenta en que conviven elementos de rebeldía y seduccción.

Orphic – Agustina Pérez

Inspirada en estética de la trágica Frau Eva, pero llevada de las primeras décadas de siglo XX al Romanticismo. La dualidad de formas fluidas se combinan con los claroscuros característicos de las películas de cine mudo para crear dramatismo. Las formas del romanticismo se deconstruyen para conjugarse en nuevas propuestas, experimentando con técnicas textiles que resultaron en el mejor trabajo de texturas del desfile.