El certamen de diseño de moda más importante de Uruguay celebró sus diez años. El desfile final se realizó el 27 de abril, fecha del Día Mundial del Diseño. Te invitamos a conocer las colecciones finalistas y ganadoras, junto a la reflexión de la Presidente del jurado, Ana Torrejón, sobre la trayectoria de Lúmina.

Gangsterz – Lía Marrero y Jimena Fernández

Gangsterz Lumina

La primera colección en pasarela está inspirada en la Generación Z, tomando como pilares las definiciones de futuro surgidas a la sombra de la evolución. Allí, “muchas voces aumentaron su volumen, se hicieron notar compartiendo su visión, su conciencia social. Y se propusieron revolucionar el presente.” Su estética combina elementos que remiten al hip hop y al oshare kei japonés, y sus materiales son los que la distinguen: la cuerina y el charol tanto en combinación en bloques, como superpuestas sobre prendas en materiales más tradicionales. Las finalistas reconocen que el trabajo con esos textiles fue “un desafío, pero a la vez la forma más perfecta de compartir el mensaje. Decidimos reciclar telas de depósito, dando nueva vida a material de desecho.” Las dos finalistas son grandes amigas y aspiran a consolidar su marca.

UNO – Juan González

UNO Lumina
Al observar la colección pusimos especial atención a la formación integral de Juan: estudia tanto Diseño Textil en la Escuela Universitaria Centro de Diseño, como Producción y Comunicación de Moda en Integra Escuela Pablo Giménez. Ese acercamiento al mundo del diseño logró que la presentación de UNO trascienda las prendas para convertirse en la apuesta conceptual más fuerte y mejor lograda de la noche. La unidad armónica formada por prendas que nacen de la mezcla íntima entre lo natural, lo artificial y lo sintético, modelos no profesionales, y el simbolismo de la búsqueda de la felicidad a través de la conciencia sobre la totalidad de la vida. Cada prenda “es única. Reproducible pero no repetible.” La elección de los modelos busca plasmar que sus prendas están “hechas para todos, para quien las quiera usar y se sienta cómodo con ellas, sea hombre o mujer. Son personas de toda índole.

Antes del anuncio de los ganadores la presidente del jurado, Ana Torrejón, reflexionó sobre la evolución del certamen: “es emocionante pensar en diez años. Es un proceso que hace Uruguay con sus profesionales y sus profesores. Trabajamos con absoluta libertad y hemos crecido todos como profesionales en estas diez temporadas.”

El proceso de selección para esta décima edición comenzó en agosto de 2015. Sobre los criterios de evaluación, Torrejón comenta que son fundamentales la “innovación y el discurso en torno a la indumentaria, a la búsqueda de la identidad. Nos separamos para volver a unirnos, somos lo que somos porque podemos volver a nuestras esencias. También se evalúa la evolución en sus diseños.” Para elegir al campeón de cada edición, el jurado pondera la evolución y la investigación profunda de forma, materia, y género.”

Voto del público

Núclea – Analía Pérez y María Tocco

Nuclea Lumina

En colores crudos y combinado géneros cálidos con livianos en siluetas amplias, Núclea está guiada “por la creación de vida humana, el concepto de mujer unido al de célula.” La colección es la primera que crean juntas en su carrera de diseño, y su inspiración fue Doris, abuela de una de las finalistas, modista de profesión que ayudó en gran medida al desarrollo de la colección. Núclea está pensada para la mujer “independiente, ágil, libre y esencial, que disfruta del contacto con la naturaleza, de los viajes y sus aprendizajes, del vivir la vida al máximo, minuto a minuto.”  Para Analía y María, la posibilidad de trabajar en dupla fue una experiencia enriquecedora tanto para su crecimiento personal como para la colección.

Mención Especial

BFF – Ana Darracq

BFF Lumina

Su inspiración tomó como base la camisa blanca, prenda que constituye un básico de armario y por ello quizá no ocupe un lugar de especial atención. La propuesta de Ana invita a amigarnos con la camisa blanca, reinventándola desde la experimentación con moldería: el desarme de la camisa para crear “prendas con nuevos volúmenes” a partir de cada pieza. El color blanco domina la colección, pero acompañan los tonos pastel, junto al cuero y el vellón de lana para lograr el “contraste entre lo tradicional y lo urbano y actual. Contrastan con lo clásico y limpio de la camisa, pero no compiten con ella.

Ganadora Lúmina 10

Taro – Clara Aguayo

Taro Lumina

La colección vencedora refleja el vínculo con el elemento tierra, el que tiene la conexión más fuerte con los seres humanos”. Inspirada en la técnica japonesa kintsukuroi que repara la cerámica con oro para destacar las roturas como parte de la historia de una pieza, la diseñadora celebra la fragilidad e imperfección como origen del verdadero poder, que es la resiliencia. Esta virtud resume la clave del triunfo de Clara, quien ya había postulado a ediciones anteriores de Lúmina sin haber llegado a la final que conquistó en esta décima edición. Taro acompaña el fluir entre géneros femenino y masculino que está sucediendo en la actualidad en el mundo del diseño, posicionándolos en equilibrio, para sacar su poder hacia afuera y alcanzar la plenitud, los géneros se potencian entre ellos.” Las prendas están diseñadas en materiales nobles, y sus colores y líneas permiten a cada persona adaptarlas a su propio estilo jugando con diferentes accesorios.