Con las redes sociales la forma en la que consumimos moda cambió radicalmente. A quienes nos interesan las tendencias, los nuevos creadores y diseñadores, y estar siempre a la vanguardia nos sirve seguir a fashionistas y trendsetters pero también a diseñadores, estilistas y celebridades.

Sin embargo no fue así que comencé a seguir al joyero cordobés Diego Giupponi. Un día en su Instagram publicó una fotografía de Anne Frank, víctima del nazismo. Además de escritor aficionado y más que fashionistafashion victim trabajo la temática de Holocausto por lo que mi Instagram me sugiere publicaciones que tengan que ver con esto (además de publicaciones de moda y actualidad). 

Tras ver esa publicación seguí husmeando en el resto de su perfil y vi piezas de joyería que me llamaron la atención tanto femeninas como masculinas. Desde delicadas diademas de flores a rosarios con perlas naturales, todas las piezas me enamoraban y me hacían desear vivir cerca para poder ser un consumidor de sus productos. Pero como no vivo cerca lo contacté para poder, por lo menos, conocer más su trabajo. 

Diego, gracias por contestar mis preguntas. En primer lugar me gustaría saber: ¿Cómo fue que arrancaste en el mundo de la moda? ¿Qué fue lo que te atrajo hacia la joyería? 

“De pequeño dibujaba figurines y hacia bijouterie con canutillos, durante toda mi adolescencia me dedique a hacer bijouterie en el pueblo en el que nací, en el interior de la provincia de Córdoba. Cuando me mude a vivir a Córdoba Capital entre a trabajar en el área comercial de una empresa de venta directa de joyas, a los meses al ver la dueña mi entusiasmo al ver joyas me llevo a trabajar al área de diseño junto a ella; durante unos años estuve diseñando las joyas y tuve la necesidad de dar un paso más y no solo diseñar sino que también hacerlas yo, es asi como comencé a recorrer talleres de orfebres para que me enseñen el oficio ya que en ese momento no había escuelas de orfebrería en Córdoba.”

Brazalete y anillo Diego Giupponi

¿Cómo es hacer joyería artesanal en Argentina? ¿Y particularmente en Córdoba?

“Lo más complicado es hacer joyería en Córdoba o en el interior del país, ya que todos los proveedores de insumos están en Buenos Aires, esa es la primera complicación, el resto es más un tema del dólar y las importaciones ya que la mayoría de los insumos son importados.  Hablando de diseño siempre Buenos aires y Rosario fueron más vanguardistas y buscan originalidad y exclusividad. En Córdoba hace relativamente poco que el diseño y la exclusividad están siendo valorados.”

¿Con qué materiales te sentís más cómodo trabajando a la hora de hacer nuevas piezas?

“Yo trabajo todo en plata, dependiendo la pieza y lo que quiera realizarse es el título o ley del metal. Para las piezas realizadas con fuego controlado utilizo plata 925, para piezas con esmaltes a fuego plata 950 y para las piezas tejidas plata pura o plata 1000.”

En las fotos vi que tiene un papel importante en tus creaciones las perlas ¿Cómo es trabajar con este material? ¿Tiene algún tipo de particularidad? ¿Qué es lo que te fascina de las perlas? 

“Las perlas son mi debilidad, ya sean barrocas o pulidas me parece un material tan noble y que se adapta a cualquier estilo de diseño, es tan interesante saber que antes de ser una gema hermosa e iridiscente fue una partícula extraña que ingresa a la ostra y el molusco para defenderse de ese cuerpo extraño lo va recubriendo de nácar.”

Brazaletes Diego Giupponi

¿Quién es el típico consumidor de tus productos? ¿Existe algún perfil de consumidor o varían los perfiles de clientes? 

“Mis clientas son las mujeres que buscan lo diferente, que buscan ser únicas, destacan que son joyas masificadas que las podes conseguir en cualquier joyería. Además son mujeres que hacen la diferencia con los accesorios, son clásicas o minimalistas a la hora de vestir pero con buenos accesorios y llamativos.”

Dentro de las fotografías del Instagram vi modelar tus piezas tanto hombres como mujeres ¿Cómo es crear piezas de joyería para hombres? Desde que estás en este rubro ¿Han cambiado las pautas de consumo del hombre? ¿Qué tipo de piezas diseñas para nosotros? 

“Mi sueño es que las joyas no tengan género, que las perlas sean usadas tanto por mujeres como por hombres, si vemos las joyas, las telas y las vestimentas usadas en el siglo XVI y XVII veremos que la barrera entre lo femenino era mínima y a medida que pasaron los años la brecha se fue haciendo cada vez más grande. Hace unos años que todo esto está cambiando en el mundo de la moda y por suerte los hombres nos estamos atreviendo a más. Todo esto también hace que la creación de joyas para hombres pueda ser más libre y deje un poco de lado el concepto de la “joya masculina”. Generalmente para hombres me gusta más hacer colgantes, collares y pulseras de plata combinadas con piedras naturales.”

¿Desde hace cuanto es que trabajas en joyería? ¿Se puede vivir de esto en Argentina? ¿Cómo difundís tu trabajo? 

“Hace 13 años comencé diseñando, 8 años de joyero y 5 de joyero independiente. Argentina es un país complicado para emprender porque cada gobierno que pasa cambia las reglas de juego, hay que ir adaptándose y mutando de acuerdo a los políticas económicas del momento, lo cual complica el poder expandirse y crecer, yo vivo de las joyas pero siempre está la meta de crecer y expandirse. Mi trabajo se difunde principalmente por el boca en boca y las redes sociales.”

Boceto y collar Diego Giupponi

¿Cómo es diseñar para la mujer contemporánea, que tiene tantas opciones de bijouterie a precios muy económicos? ¿Se sigue viendo un valor agregado a la joyería artesanal y de materiales nobles? 

“Particularmente mis clientas eligen materiales nobles y diseños que perduren en el tiempo, piezas que puedan usar años tras año y les gusta fantasear con la idea de que esas joyas vayan a ser usadas por sus hijas. Como mis piezas son únicas atraen a un público que busca exclusividad y diferenciarse.”

¿Cómo ves la tendencia del fast fashion? ¿Cómo se puede trabajar y promover el consumo responsable de moda? 

“Es un tema complicado ya que aspiracionalmentemuchas personas quieren llegar a vestirse con diseños de marcas internacionales o vestirse como la it girl del momento, son productos inalcanzables para la mayoría de nosotros y es ahí donde salen las marcas low cost que bajan de manera rápida y accesible esas tendencias a la calle. El gran tema en cuestión es que la moda y la gente tienden a masificarse perdiendo la originalidad y generando toneladas de basura al final de la temporada, ya que son prendas que se hacen para durar una temporada. Amo Instagram pero creo que todo esto se intensifico por esta red social y la vorágine de los likes y seguidores nos hizo perder el rumbo en cuanto a la moda responsable.  El gran desafío está en las marcas locales en lograr una identidad propia, productos de calidad y originales no replicando una y otra vez lo mismo.”

Muchas gracias Diego por la entrevista y espero poder lucir alguna de tus creaciones cuando visite Córdoba.