Agnes Lenoble incursionó en el diseño textil con Qualia. Vestidos de noche y prendas clásicas se complementaron con sus accesorios de orfebrería en una pasarela original y muy personal. Imágenes: Pazos/Landarín

Si bien Agnes estudió diseño textil, el haber “crecido en los talleres” de su madre la llevó a diseñar accesorios de orfebrería, con la idea de revalorizar el oficio. También en su familia encontraría la motivación para realizar su primera colección de indumentaria: “le hice un vestido a mi hermana para el casamiento de una amiga, con apliques diseñados por mí. Todos quienes lo vieron quedaron encantados y pidieron uno.” Además reconoce que con el lanzamiento de la edición invierno 2019 de MoWeek, la aceptación del público hacia su propuesta creció: “no quise pedir prendas a una marca de indumentaria para llevar mis accesorios, quería que todo acompañe: inventé unos trapos (sic), e hicimos chalecos de cuero que si bien no estaban a la venta, el público los pidió y comenzamos a venderlos.”

Qualia transmite la elegancia y belleza rústica que caracteriza al trabajo de Agnés. Su nombre “es la reacción que tienen las personas ante distintas situaciones y cosas. Busco que quien vea la colección no sea indiferente, que le genere una reacción, que diga ¡WOW! Se trata de eso. Son piezas importantes, como algunos vestidos de fiesta con apliques de orfebrería. Todo acompaña, no es una colección de indumentaria separada, quería que todo el conjunto sea visto como una obra de arte.”  Qualia combina nácar, lino, y sedas naturales con distintos tratamientos, teñidos, y trabajo del cuero natural. Hay imitación de croco y flores. Los chalecos tienen detalles en nácar, así como los vestidos que también los tienen en cuero y guampa. Todos los conjuntos se completaron con accesorios de orfebrería como aros, brazaletes y collares; para transmitir el valor del trabajo artesanal y el amor por la disciplina en cada pasada.