Con el túnel de la Dirección Nacional de Aduanas como escenario, la marca de denim revivió los años ochenta para presentar su colección verano 2019 y su nueva identidad en el marco de MoWeek.

Imágenes: Pazos/Landarín

Este año Agustina Franco, responsable de Positano, repensó la identidad de su marca y trabajó en su identidad visual junto a estudiantes de Integra Escuela Pablo Giménez. El pilar de esta nueva etapa es su propia fábrica, donde produce colecciones enfocadas en reducir el excedente de producción. Con una mirada actual y juvenil, creó el concepto “use it again” para identificar su servicio de renovación de prendas, que permite cambiarlas de tono varias veces, y en caso de ser blanca, teñirla de color sin importar cuánto tiempo haya pasado desde que la compró.


Sobre la pasarela se vieron prendas blancas y de colores. Con el denim como protagonista absoluto presentó camperas, jeans, faldas, y camisas, con su logo en gran escala en parches y bordados, y con costuras a la vista. Mención aparte para el jean de tiro bajo, detalle polarizante que volvió a aparecer en MoWeek junto a Romina Di Bartolomeo, quien hizo suya la pasarela en uno de los momentos más aplaudidos y celebrados del desfile.

Con una fuerte inspiración de años ochenta con bloques de color, y contrastes en tonos vibrantes y saturados de naranja, rojo, verde, azul, magenta, y celeste; Positano cerró el lanzamiento de la edición Verano 2019 de MoWeek con una propuesta diferente que irrumpió en una pasarela donde parecía que el rojo, amarillo, y rosa volverían a dominar la escena local. Todo ello con energía y nostalgia para cerrar un gran trabajo desde la idea a la prendas.